Comunicación Digital

Comunicación tradicional vs. Comunicación digital (NO TRADICIONAL)

Para una empresa del siglo XX comunicar era difundir un mensaje a través de lo que hoy llamamos “la publicidad tradicional”. Actualmente, estos medios (radio, televisión y prensa) continúan en la mira de las agencias de Comunicación y de Relaciones Públicas debido a su alcance masivo.

Pero la expansión del internet permitió la digitalización de contenidos y su difusión masiva, en un principio dedicado únicamente al entretenimiento, y posteriormente contenido corporativo, educativo y promocional, que ha obligado a todas las empresas a incorporar en su estrategia comunicacional herramientas imprescindibles como el mailing, banners, social media, mobile y otros medios digitales.

Transmitir un mensaje de forma adecuada es la mejor manera de atraer a los públicos y fidelizarlos. Siendo así, tanto la comunicación tradicional como la digital tienen la función de comunicar y satisfacer la necesidad de los públicos que es informarse.

Pero, ¿En qué se diferencian estos dos grandes medios de comunicación?

Los medios de comunicación ATL o tradicionales como son radio, prensa y televisión, manejan una fórmula dentro del proceso de comunicación: el emisor se encarga de transmitir la información al receptor que es un lector, radioescucha o televidente.

La comunicación digital se desarrolla en un mundo conectado por internet, formado por ciudadanos digitales que se denominan usuarios. Esta interconexión de los usuarios (receptores) transforma la manera de emitir mensajes debido a que adhiere como valor agregado la interacción.

Detallamos a continuación los principales cambios que han surgido en la forma de transmitir comunicación:

De audiencia a usuario: La segmentación del receptor y la desmasificación de la comunicación permiten orientar el contenido a targets específicos, respondiendo las demandas de cada usuario en particular.

De medio a contenido: Con la llegada de los medios digitales, la importancia que se le daba a los medios se volcó a la importancia por el contenido que se transmite.

Así, se forjó el término “marketing de contenidos” que consiste en crear y distribuir contenido relevante para clientes actuales y potenciales con el objetivo de atraerlos hacia la empresa y conectar con ellos.

De soporte a formato multimedia: El mundo digital integra todos los formatos de información tradicionales. Texto, audio, vídeo, gráficos, fotografías y animaciones crean el mundo multimedia.

De periodicidad a tiempo real: Contrario a los otros medios que tienen una periodicidad programada, la era del tiempo real comenzó con la inmediatez de la comunicación 24/7/365 gracias al internet.

De escasez a abundancia: El espacio en los medios impresos y el tiempo en radio y televisión, han sido desde siempre un limitante en la comunicación. Los medios digitales maxifican los recursos y multiplican los canales disponibles, lo cual cual implica mayor información en menor tiempo y mayor alcance global.

De intermediación a desintermediación: Se multiplican las voces sin la mediación de editores. Todos los usuarios tienen acceso a la información y se han convertido en redactores/creadores de contenido.

De distribución a acceso: Ahora todas las personas tienen la libertad de elegir el contenido que desean ver a toda hora y en cualquier lugar, despegándose así de la programación establecida por los medios tradicionales de comunicación.

De unidireccionalidad a interactividad: El modelo de difusión de información de los medios tradicionales es unidireccional. Por otro lado, los medios digitales tienen la ventaja del feedback, es decir, de recibir respuesta inmediata de los usuarios sobre determinados contenidos, favoreciendo así la medición de resultados.

De lineal a hipertexto: Los medios digitales tienen la oportunidad de conectar o crear hipervínculos en sus contenidos a través de los enlaces.

De información a conocimiento: La interacción y libertad de selección de información convierten al emisor en un participante activo y por ende un gestor de social de conocimiento.

Este nuevo escenario en la comunicación ha creado la necesidad de redefinir el perfil del comunicador social, el tipo de contenido que se ofrece, el formato y los soportes que se utilizan, y más importante, la selección del público objetivo que se pretende impactar.

Son estos cambios de paradigmas, formatos y estilos de comunicación los que han generado polémica en cuanto a la sustitución de medios tradicionales por medios digitales.

¿Qué opinas tú al respecto? ¿Los medios digitales sustituyen o representan un soporte/complemento para los medios tradicionales? Déjanos tus comentarios.

Fuentes:

https://www.ceupe.com/blog/medios-tradicionales-vs-medios-digitales.html

https://www.marketingdirecto.com/punto-de-vista/la-columna/comunicacion-digital-vs-comunicacion-tradicional

https://www.mindmeister.com/es/832994641/diferencias-entre-la-comunicaci-n-tradicional-y-la-comunicaci-n-digital

ATL, BTL, comunicación, digital, tradicional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *